Ya hay Fondos Colectivos para Casas

Es un sistema de ahorro programado que permite adquirir, construir o remodelar un inmueble para uso familiar o comercial.

El préstamo hipotecario no es la única vía para hacer realidad el sueño de la casa propia, también puede concretarlo a través de los fondos colectivos inmobiliarios (FCI).

Estos representan una alternativa de ahorro programado que les permite adquirir, construir o remodelar un inmueble para uso familiar o comercial. Las administradoras de fondos colectivos que ofrecen este producto son: Promotora Opción con “Opción Inmueble” y Maquisistema con “Casa Ahorro”.

En principio, los clientes interesados eligen hacerse de un certificado de participación del monto que requieren para la inversión inmobiliaria que varía entre US$ 12,500 y US$ 25,000 cuyo plazo para juntar el dinero es de 80 meses.

Un cliente que accede al FCI tiene que pagar una cuota de inscripción en el primer mes equivalente al 4% del valor del certificado y una cuota de administración de 21%, cuyo pago se prorratea en los 80 meses para el caso de Maquisistema y de 0.2% mensual para Promotora Opción, según informa cada una de las compañías.

Para términos de comparación se puede decir que el costo promedio anual de los FCI es de menos de 4% anual mientras que actualmente el costo promedio de un crédito hipotecario bancario es de 9% anual en soles y 8% en dólares. Precisan que los clientes pueden comprar más de un certificado a fin de cubrir el valor del inmueble que desean adquirir. “Durante la vigencia del certificado el socio puede libremente cambiar el destino de la inversión de una compra a una remodelación de un inmueble, o incluso puede virar a adquirir un vehículo automotriz” resaltó Fernando Canale, gerente general de Promotora Opción.

Grupos:

Las administradoras de fondos colectivos conforman grupos de interesados de unas 240 personas que apuntan a adquirir un certificado de un mismo monto. Los principales criterios para la formación de grupos de asociados son la capacidad de pago demostrable -que garantiza que no deje de cumplir con abonar ninguna de las cuotas mensuales- y el monto de los certificados que se elige.

“Nosotros analizamos la capacidad de pago familiar del cliente al momento de formar el grupo porque su situación económica no necesariamente será la misma durante el plazo de vigencia del certificado del FCI”, refirió Mariana Garland, gerente de operaciones de Maquisistema.

Adjudicaciones y remates

En cada grupo se realizan tres adjudicaciones de inmuebles al mes (en casos excepcionales podrían llegar a cinco), explica Garland. Los asociados se adjudican el bien en asambleas mensuales, donde aquellos que están al día en sus pagos tienen derecho a participar en un sorteo.

También tienen la posibilidad de adelantar el pago de cuotas (rematar) para acceder a la adjudicación.

Perfil del cliente

Para realizar una inversión inmobiliaria en fondos colectivos el interesado debe adoptar el ahorro como un hábito cotidiano para no dejar de pagar sus cuotas y esperar el momento de la adjudicación. “Nuestro cliente es aquel que sabe que teniendo un poquito de paciencia puede hacer un mejor negocio a través de un FCI que apurado con un banco” señaló Fernando Canale.

Fuente: Diario Gestión

Ultimas Noticias
¡Contáctanos!

Envíanos un mensaje a nuestro WhatsApp oficial.

Utilizamos Cookies para mejorar tu experiencia en nuestro sitio web.